Lluvias permitieron que el Radal Siete Tazas recupere sus caudales hídricos.

Las últimas lluvias dejaron buenas noticias en la Región del Maule porque tras los casi 550 milímetros de agua que cayeron el Parque Nacional Radal Siete Tazas recuperó sus caudales hídricos.
“A esta altura, los últimos cinco años, estaba cayendo en el lugar alrededor de 450 milímetros y ahora ya tenemos 550 milímetros y aumentando, lo que permitió que el río Claro volviera a su estado normal. Ahora hay que esperar que también la caída de nieve, que es el reservorio para el periodo estival”, explicó director de Conaf en la Región del Maule, Marcelo Mena.
En un año normal en el Parque Nacional Radal Siete Tazas, caen aproximadamente entre 1800 – 2000 mm (década del 2000) y a partir de la mega sequía que afecta a la zona central, no se ha sobrepasado los 700 mm, situación que significa un déficit histórico de más de un 70%.
Junto con esto, lo más importante para mantener el caudal durante los meses de verano es la caída y acumulación de nieve y el año 2019 sólo nevó en siete ocasiones, pero en ninguna de estas nevazones se sobrepasó los diez centímetros, por lo cual no hubo acumulación de nieve
De mantenerse una buena proyección de agua y nieve en el sector, junto con los caudales hídricos y vertientes, se espera que se pueda también revertir el estrés hídrico que estaba sufriendo el bosque nativo que se protege en esta unidad.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password