¿Y ahora qué después del binominal?

Una de las amarras que dejó la dictadura cívico-militar de Pinochet, en la Constitución de 1980, fue el particular sistema electoral binominal, el cual, a grueso resumen, obligaba a la formación de dos bloques o coaliciones políticas que se disputarían el poder político institucional, eliminando con ello al tercio popular social que venía dando muestras de ser un actor político real y que se formaba alejado de las estructuras de la oligarquía política histórica, sea tanto de la derecha como de izquierda acomodada.

Esto, sumado a las leyes claves que requieren un elevado quórum calificado, aseguraban (los ideólogos de nuestra “democracia protegida”) que cualquier modificación sustancial en el país, necesariamente, debía pasar por la aprobación de una minoría parlamentaria, la cual simplemente al no presentarse, podía (y aún puede) evitar los cambios que afectarían los intereses de sus financistas de campaña y/o socios económicos (recordar casos Soquimich y Corpesca).

binominalPero esto ya no será igual en las próximas elecciones, dado que, durante el actual gobierno de la presidente Bachelet,  se logró con mucha reticencia de la derecha minoritaria (de ambos bloques), modificar el sistema binominal por uno de carácter proporcional denominado D´Hont, que es un método matemático de asignación de escaños que abre el espacio para una tercera lista electoral. Ahora bien ¿Quiénes van a llenar esa tercera lista? Acá es donde comienzan los problemas y la letra chica. Este sistema D´Hont genera un aumento de escaños, por eso pasamos de 120 a 155 parlamentarios con la consiguiente fusión de los distritos electorales. Por ejemplo: Con el sistema anterior el distrito n°44, para las diputaciones, estaba conformado por las comunas de Concepción, San Pedro de la Paz y Chiguayante.

Hoy este distrito ya no existe pues la nueva ordenación electoral funde las comunas de; Hualpén, Talcahuano, Chiguayante, Concepción, San Pedro de la Paz, Coronel, Florida, Hualqui, Penco, Santa Juana, Tomé, en el numerado distrito 20.

¿Qué significa esto? Que cada candidato tendrá que recorrer y hacer campaña ya no en tres comunas, sino en ¡11 comunas! disparando claramente con ello las dificultades logísticas y los costos de campaña. Esta amalgama de los antiguos distritos 43, 44 y 45 genera una enorme brecha entre las coaliciones con altos recursos económicos versus los partidos y/o independientes (en pacto) que no tengan millonarios presupuestos de campaña, porque ahora serán varios cientos de miles de votantes más que deberá alcanzar cada candidato, haciendo que la imagen de un puerta a puerta extensivo sea una verdadera utopía. El desafío entonces queda para quienes quieran ocupar ese tercio que la nueva ley electoral abre, pues dependerá de su organización colaborativa para poder llegar a ocupar un sitio en el parlamento del 2017.

Esta necesidad de articular a los partidos y/o movimiento sociales, con participación electoral, que se han definido contrarios y aparte de tanto la Nueva Mayoría (ex Concertación) como de Chile Vamos (ex Alianza por Chile), los pone contra el tiempo. Pues a un año de las elecciones parlamentarias y presidenciales, la carrera ya comenzó y no se logra ver aún la madurez necesaria de estas organizaciones para trabajar en conjunto en un proyecto, ya sea bajo un estricto pragmatismo electoral o bajo un programa ideológico común. No cabe duda que, usando jerga futbolística, la pelota está al lado de la cancha de los partidos y organizaciones sociales que se han mantenido o presentado como oposición a la política del empate que han desarrollado los grandes bloques binominales desde 1990.

Sea como sea que se logre armar, el próximo año tendremos de seguro tres listas electorales (con cuota de género 60/40 para ambos sentidos) lo que da inicio a un nuevo ciclo político para Chile, lo que de todas manera nos acerca a una democracia más perfecta y profunda, ojalá lo más alejado posible a la actual democracia protegida que no hace más que provocar que todo cambie, para que todo siga igual.

Francisco Córdova Echeverría10 Posts

Cirujano dentista, magíster en dirección y liderazgo para la gestión educativa y vicepresidente de programa y contenido del partido político en formación País

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password